| 5 comentarios ]

Nuestro segundo día en Roma fue también bastante típico... turismo, pizza, pasta, turismo, fuentes, fotos... pero en fin, es a lo que íbamos ¿no? La diferencia de este día al anterior es que íbamos (algunos no todos) con un poco de resaca de la noche anterior pero nos daba igual, habíamos ido a Roma a conocer la ciudad y la fiesta también con todas sus consecuencias.

Ya que había gente que llevaban un par de días mas que nosotros, decidimos separarnos (unos se quedaron durmiendo) e irnos a visitar La Ciudad del Vaticano, visita obligada claro está. De primeras impresiona llegar a una plaza con una cantidad ingesta de columnas enormes que las rodea y nada que decir del muro que rodea también la ciudad.



La plaza de San Pedro, la famosa plaza en la que se celebran las misas ocupa junto con la Basilica de San Pedro un 20% del estado Vaticano, para que os hagáis una idea. Después de hacernos las oportunas fotos mientras hacíamos la cola para entrar en la basilica conseguimos llegar hasta la taquilla en la que te cobraban por subir a la cúpula.

Aquí quiero resaltar algo curioso, te cobran 5€ por subir andando 551 escalones y 7€ si coges un ascensor que te evita subir una parte de las escaleras, no todas ni la mayoría porque aun te quedan por subir 320 escalones mas como podéis ver en la imagen.

Esta es una de las mayores estafas que existen (para gente sana claro está), básicamente las primeras escaleras que te ahorras subir son muy suaves, lo duro viene una vez te bajas del ascensor, ahí si que empiezo lo cansino y peligroso (por las inclinaciones y estrecheces).



Antes de subir los tramos mas divertidos (para llegar arriba del todo) había un alto en el camino en el que te quedas como dentro de la cúpula pero a su vez dentro de la basílica, no se si me explico, estas justo donde empieza la cúpula pero dentro de la Basílica. En la siguiente foto no se si podréis apreciarlo, es la parte que está señalada por las flechas, si os fijáis se ve una puerta. Todo eso estaba vallado y se podía andar por toda la longitud de la cúpula.


Tras 25 minutos subiendo escaleras, parándonos para hacer fotos, reírnos, mirar el paisaje y muchas mas cosas, conseguimos llegar a arriba del todo y nos encontramos con esto:


(click para hacer mas grande)

Para mi una de las mejores por no decir la mejor cosa de Roma, las vistas desde lo alto de la cúpula de la Basílica de San Pedro. Como no, la fotografía (panorámica) es mía. Es impresionante todo lo que se ve desde ahí arriba y la verdad es que si que impresiona ver a la gente tan chiquitita desde ahí, desde abajo no parece tan alto.

Después de bajar mientras temíamos por nuestra vida, habíamos quedado con dos amigos que habían llegado justo ese día para entrar a ver el Museo Vaticano, que si, que tiene muchas cosas de épocas antiguas, cuadros, esculturas, armarios, mesas, llaves... de todo un poco, como decíamos nosotros, las pertenencias papales. Nos costó si no recuerdo mal, por ser estudiantes 8 euros y sino creo que eran 12 o 14 euros. Tengo que decir que considero que es una visita obligada, aparte de la cantidad de cosas que tiene básicamente por La Capilla Sixtina. Me impresionó muchisimo mas de lo que me esperaba, incluso no se yo como seria el orden si primero la vista desde la cúpula o La Capilla Sixtina ya que es enorme y no consigo apenas imaginar como pudo pintar de esa manera, con esa calidad y precisión un espacio tan amplio y tan alto, este Miguel Angel fue la ostia.

Pues eso, que me encantó.

Cuando salimos del museo nos fuimos a comer a un restaurante que estaba al lado del museo, como no, pasta y de segundo pollo... pero bueno, no estaba malo, tanpoco era una cantidad desmesurada pero no estaba malo.

Exactamente comimos en la "Via Tusini Nº 18" en la "Taverna Lino", si entráis en el enlace podéis ver fotos del interior, pero yo os aconsejaría que buscarais orto sitio para comer porque el trato tan poco fue la leche, me obligó a comer espaguetis a la boloñeas casi.

Seguidamente nos fuimos a dar un paseo después de comprarnos un super "gelate" italiano (helado), que buenos están un rato bastante grande.


Estuvimos haciendo un poco el cafre en la plaza de San Pedro y luego fuimos andando por la "Via della Conziliazione", que para que nos enteremos es la calle que hay justo en frente del Vaticano.



Seguimos andando al lado del rio y pasamos por el Castillo de Sant´Angelo que desde abajo parecía que tenia la forma de un barco todo hay que decirlo y tan poco mucho mas, habíamos quedado con la otra parte de los amigos en La Plaza Navona, una plaza que se caracteriza por las fuentes (como no verdad? jeje), es bastante bonita, lo único malo que había una parte en obras y no pudimos apreciar todo bien bien, y básicamente porque era de noche y estábamos cansados, pero volveríamos un par días después.


Desde aquí, y una vez reunificados todos en un mismo grupo, nos dirigimos hacia el Panteón de Agripa un templo circular con una gran cúpula que se caracteriza porque en el centro de la cúpula no está cerrado quedando así al descubierto el cielo. Es la mayor cúpula construida de fabrica de la historia, con un diámetro de 43,44 metros. La altura de la semicircunferencia es igual al diámetro y por lo tanto se deduce que entraría una esfera dentro del templo del diámetro de la circunferencia.

Y seguidamente de aquí, que no estaba lejos, nos dirigimos a una de las fuentes mas bellas de toda Roma, por no decir la mas bonita de todas, La Fontana Di Trevi. Aunque la foto no corresponde al momento al que la tiré (la hice al día siguiente) la pongo aquí para que apreciéis como es.



Es bastante impresionante, como al dar la vuelta a una esquina, ya llevas escuchando el bullicio de la gente de fondo, te encuentras con una pedazo de fuente que sale de la pared de un edificio y está rodeada de gente tirando monedas. Resulta que era el punto final de uno de los acueductos que utilizaba Roma y fíjate en que se ha quedado, en monumento de visita obligada en Roma.



Lugar precioso en el que nos compramos unos imanes que vaya risas que tuvimos durante toda la noche, hasta que los rompimos casi todos y los dejamos pegados en el aire acondicionado del hostal.

Antes de llegar a la Fontana Di Trevi, hay una parada obligada, la heladería Blue-Ice, yo recomiendo uno que ahora mismo no me acuerdo de que sabor era, no se si era (que creo que si que era así) el de Nutella, que sabia a los Kinder Schoko-Bons... que ricos que están madre...

Y hasta aquí el día 2 en Roma, a ver si tengo un poco mas de tiempo, mejor dicho, a ver si me organizo mejor y puedo hacer otra pequeña crónica del tercer día.

Se agradecen esos comentarios (aunque seamos siempre los mismos, gracias! jeje).

5 comentarios

val dijo... @ 17 de marzo de 2009, 10:09

Te obligo a comer lo q quiso!! q cabrón jajaja!!!
ya sabes q si no sudas todo el alcohol no se puede beber agua xDD

kOs dijo... @ 17 de marzo de 2009, 10:21

Yo no digo nada Val... pero ahi hay un par de fotos que entrarian en el concuros ;)

Anónimo dijo... @ 17 de marzo de 2009, 11:21

muy wapas las fotos kos! por cierto, me han dicho que el chico que estaba de erasmus es bastante wapete.. aver si le sacas :P

Anónimo dijo... @ 17 de marzo de 2009, 11:58

Buf, tremendo el reportaje, como siempre. Te lo curras mazo, tio, tanto detalle en las fotitos y tal. Mu chulo!. Tenemos que quedar para que me digas como haces tan buenas panorámicas, eh? ;).

Un abrazo!

Liyo

Anónimo dijo... @ 17 de marzo de 2009, 22:27

Yo también me tome un helado de Nutella cuando fui en esa misma heladeria!!! Jajaja.

Sara!

Publicar un comentario

 
Ir Arriba