| 3 comentarios ]

Nada mas lejos que lo que el propio titulo india, el día 7 de Julio de hace 3 años empecé en mi primer trabajo,y se dice pronto que esta semana he hecho mi primer trienio currando... aun me acuerdo mi primera entrevista en la que fui "exigiendo" el puesto que quería y me dieron una palmadita en la espalda y un "...ya te llamaremos cuando tengamos algo de lo que tu quieras..." en fin, 3 años ya con una nomina mensual (no es para tirar cohetes, básicamente porque no me da ni para comprar cohetes), pero algo es algo. Aunque este algo me ha creado una dependencia del dinero total, y yo pienso... ¿que hacia cuando no curraba? es una pregunta que me suelo hacer a menudo porque en esa época no echaba en falta en ocasiones el dinero, y ahora si.
Vivimos en una sociedad en la que estamos dominados por el consumismo, cuanto mas tienes, mas quieres, aparte de que te meten todo por los ojos, pero bueno, esta entrada era para comentar que el tiempo pasa volando, y que yo en su día busqué un trabajo de verano y aparte de ser un trabajo fijo ya (mientras estudio) es un lugar en el que he hecho y tengo grandes amigos y en el que he vivido momentos inolvidables.

3 comentarios

Anónimo dijo... @ 10 de julio de 2008, 1:30

que razón tienes macho!!, a mi me pasa lo mismo con la dependencia, pero bueno...es verdad, que mi nivel de vida ha subido en un 1000%y como el que algo quiere algo le cuesta, pues....por cierto, el día 1 hice yo dos años en tu misma empresa, pero más de 3 currando por el añito que me tiré carre4

Liyo

brian dijo... @ 15 de julio de 2008, 12:46

En efecto, el dinero es muy peligroso. Por un lado te da independencia, porque no dependes de tus padres y eres autosuficiente por ti mismo. Pero la linea que separa el consumo esencial de los caprichos materiales es muy delgada, sobrepasandose muchas veces sin darnos cuenta.

Obviamente hay que darse un capricho por la cara de vez en cuando, pero eso es una cosa y otra es ser esclavo del sistema capitalista/consumista, donde mucha gente vive entrampadisima para pagar la tele de plasma, el BMW, la moto, las vacaciones en Marbella y los fines de semana en el centro comercial.

A esos niveles, eres absolutamente esclavo de tu trabajo y del dinero que de el obtienes para pagar las letras de tantas cosas que, en muchas ocasiones, no son para nada imprescindibles.

Para mi la felicidad es sinónimo de pocas preocupaciones.Cuanto menos tengo de que preocuparme, más feliz soy. Lo material es vanal, pasajero. Y en gran medida sólo sirve para tapar mometaneamente un hueco de infelicidad personal, que al poco tiempo ya no cubre ni el juguetito comprado para tal fin.

Ahí te dejo esa reflexión para que pienses en ello ;)

kOs dijo... @ 15 de julio de 2008, 13:19

Brian, tio, tus reflexiones son acojonantes, y me encantan!:D
Ponte a estudiar filosofia o algo de eso ¿no?

un abrazo.

Publicar un comentario

 
Ir Arriba